Inicio > Centro de Noticias > Temas Especiales

Texto íntegro del informe presentado por Xi Jinping ante XIX Congreso Nacional del PCCh

Xinhua 2017-12-20 13:44:40

Xi Jinping presenta un informe ante el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh) en nombre del XVIII Comité Central del PCCh, en el Gran Palacio del Pueblo, en Beijing, capital de China, el 18 de octubre de 2017. (Xinhua/Ju Peng)

BEIJING, 3 nov (Xinhua) -- El siguiente es el texto íntegro del informe titulado "Por el logro del triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y por la conquista de la gran victoria del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época", presentado por Xi Jinping ante el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh), el 18 de octubre de 2017 en Beijing:

¡Camaradas!

En nombre del XVIII Comité Central, me dispongo a presentar el siguiente informe ante el Congreso.

El XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China es un congreso de suma importancia que se celebra en una etapa decisiva para la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y en el periodo clave en que el socialismo con peculiaridades chinas entra en una nueva época.

El tema principal de este Congreso es: conservar siempre las aspiraciones fundacionales del Partido y tener bien presente su misión; enarbolar la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas; lograr el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y conquistar la gran victoria de dicho socialismo de la nueva época; y luchar incansablemente por materializar el sueño chino de la gran revitalización de la nación china.

Uno solamente puede llegar a un buen final siconserva siempre sus aspiraciones originales. Las aspiraciones originales de los comunistas chinos y su misión consisten precisamente en perseguir la felicidad del pueblo chino y conseguir la revitalización de la nación china. Estas aspiraciones y esta misión constituyen la fuerza motriz fundamental que estimula a los comunistas chinos a avanzar sin cesar. Los camaradas de todo el Partido tenemos que compartir siempre con el pueblo el mismo aliento, el mismo destino y el mismo latir del corazón, considerar en todo momento su anhelo de una vida mejor como objetivo de nuestra lucha y seguir avanzando valerosamente hacia el magno objetivo de hacer realidad la gran revitalización de la nación china, con un espíritu que jamás afloja y la intrepidez de marchar siempre adelante.

Actualmente, las situaciones interna y externa están experimentando cambios profundos y complejos, y el desarrollo de nuestro país sigue en un importante periodo coyuntural estratégico con perspectivas muy brillantes y desafíos muy serios. Todos los camaradas del Partido debemos mirar a lo lejos desde una gran altura; pensar en los eventuales peligros aun en tiempos de paz, y atrevernos a hacer cambios y a emprender innovaciones sin anquilosarnos ni estancarnos jamás en nuestro avance; y permanecer unidos al pueblo de todas las etnias del país y conducirlo para que logre el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, y conquiste con sus esfuerzos la gran victoria del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época.

I. Labores realizadas y cambios históricos en los últimos cinco años

Los cinco años transcurridos desde el XVIII Congreso Nacional del Partido han sido un lustro sumamente extraordinario en el proceso de desarrollo tanto del Partido como del país. Perseverando en la tónica general del trabajo consistente en la pugna por el progreso basado en la estabilidad,ante un entorno exterior caracterizado por una economía mundial sin fuerzas para recuperarse, conflictos y agitaciones frecuentes y parciales, la agudización de los problemas globales, así como una serie de cambios profundos en el país, entre ellos la entrada del desarrollo de nuestra economía en una nueva normalidad, hemos decidido salir al encuentro de las adversidades y avanzar con un ánimo emprendedor, lo cual nos ha permitido obtener éxitos históricos tanto en la reforma y la apertura como en la modernización socialista.

Al objeto de implementar el espíritu del XVIII Congreso Nacional del Partido, su Comité Central ha celebrado siete sesiones plenarias, en las que se tomaron decisiones y se establecieron disposiciones sobre importantes cuestiones, incluidas la reforma de los organismos gubernamentales y el cambio de sus funciones, la profundización integral de la reforma, la promoción de la gobernación del país según la ley en todos los aspectos, la elaboración del XIII Plan Quinquenal y el disciplinamiento integral y riguroso del Partido. En estos cinco años, hemos impulsado con una visión de conjunto la disposición general basada en un todo compuesto por cinco elementos -la construcción económica, la política, la cultural, la social y la de la civilización ecológica- y hemos promovido coordinadamente la disposición estratégica de las "cuatro integralidades" [integralidad de la culminación de la construcción de una sociedad modestamente acomodada, de la profundización de la reforma, de la gobernación del país según la ley y del disciplinamiento riguroso del Partido]; hemos cumplido con éxito el XII Plan Quinquenal y puesto en práctica felizmente el XIII; y hemos abierto en todos los ámbitos nuevas perspectivas a la causa del Partido y del Estado.

Importantes éxitos en la construcción económica.Hemos implementado invariablemente la nueva concepción del desarrollo y hemos actuado con firmeza en el enderezamiento del concepto de desarrollo y su cambio de modalidad, lo que ha resultado en una mejora constante de su calidad y rendimiento. Se ha logrado mantener el crecimiento económico en un ritmo medio superior, velocidad que nos ha permitido situarnos en la vanguardia junto a los principales países del mundo, y el PIB ha aumentado de 54 billones de yuanes a 80 billones, incremento que nos asegura firmemente el segundo puesto mundial, superando el 30% nuestra contribución al crecimiento de la economía global. Se ha llevado adelante a fondo la reforma estructural por el lado de la oferta, se ha optimizado de continuo la estructura económica, se han desarrollado vigorosamente la economía digital y otras industrias emergentes, y se ha impulsado con celeridad la construcción de infraestructuras, entre ellas líneas férreas de alta velocidad, carreteras, puentes, puertos y aeropuertos. Gracias al firme avance de la modernización agrícola, la producción cerealera ha alcanzado los 600.000 millones de kilos. Más de 80 millones de desplazados de la agricultura se han convertido en habitantes urbanos, con lo cual la tasa anual media de urbanización se ha elevado 1,2 puntos porcentuales. La coordinación del desarrollo regional se ha incrementado, cosechándose éxitos notables en la construcción de la Franja y la Ruta, el desarrollo sinérgico de Beijing, Tianjin y Hebei, y el desarrollo de la Franja Económica del Río Changjiang. Se ha aplicado con gran energía la estrategia del desarrollo propulsado por la innovación y se han obtenido numerosos éxitos en la construcción de un país innovador, viendo sucesivamente la luz importantes logros científicos y tecnológicos, como el módulo espacial Tiangong; el batiscafo tripulado Jiaolong; el Tianyan, el mayor radiotelescopio esférico del mundo; el Wukong, un satélite explorador de partículas de materia oscura; el Mozi, un satélite de teleportación cuántica; y grandes aeronaves. Se ha promovido activamente la construcción en las islas y los arrecifes del mar de la China Meridional. Se ha completado paso a paso el nuevo régimen de economía abierta y el volumen del comercio exterior, las inversiones en el extranjero y las reservas de divisas figuran sólidamente en la primera fila mundial.

Importantes avances sustanciales en la profundización integral de la reforma. Se ha impulsado con celeridad y a paso seguro la profundización integral de la reforma, y se han eliminado resueltamente los males derivados de los diversos regímenes y mecanismos. La reforma ha desencadenado su fuerza integralmente, ha protagonizado avances sustanciales en múltiples puntos y ha sido promovida en profundidad; su carácter sistémico, holístico y sinérgico se ha reforzado marcadamente, y su amplitud y profundidad se han extendido de manera gradual, a cuyo fin se han hecho públicas más de 1.500 medidas; se han registrado avances rompedores en la reforma de importantes terrenos y eslabones claves, y se ha establecido básicamente su marco fundamental en los principales ámbitos. Gracias a todo ello, el sistema del socialismo con peculiaridades chinas se ha perfeccionado aún más, el nivel de modernización de los sistemas y de la capacidad para gobernar el país se ha elevado ostensiblemente, y el vigor del desarrollo y de la innovación del conjunto de la sociedad se ha acrecentado a ojos vistas.

Importantes pasos en el fomento de la democracia y del imperio de la ley. Se ha desarrollado activamente la política democrática socialista; se ha impulsado la gobernación integral del país conforme a la ley; se ha fortalecido en todos los aspectos la construcción institucional de la integración orgánica de la dirección del Partido, la condición del pueblo como dueño del país y la gobernación de este según la ley; el régimen y el mecanismo de la dirección partidaria se han perfeccionado de continuo; la democracia socialista se ha desarrollado constantemente, la democracia interna del Partido se ha ampliado en mayor medida y la democracia consultiva socialista se ha desplegado en todos los sentidos; y el frente único patriótico se ha consolidado y desarrollado, y el trabajo relativo a las minorías étnicas y a las religiones se ha llevado adelante con un espíritu innovador. Se han impulsado en profundidad el establecimiento científico de leyes, su ejecución rigurosa, el ejercicio imparcial de la justicia y el cumplimiento de las mismas por todo el pueblo; la construcción de un Estado, la de un gobierno y la de una sociedad regidos por la ley se han promovido recíprocamente; el sistema del imperio de la ley del socialismo con peculiaridades chinas ha mejorado cada día más y la concienciación del conjunto de la sociedad sobre el imperio de la ley se ha fortalecido visiblemente. Se han logrado resultados concretos en el ensayo de la reforma del régimen estatal de control y se han aplicado efectivamente la reforma del régimen administrativo, la reforma del judicial y la construcción del sistema de contención y supervisión del funcionamiento del poder.

Importantes progresos en la construcción ideológica y cultural. Se ha fortalecido la dirección del Partido sobre el trabajo ideológico y se ha impulsado la innovación teórica del Partido en todos los aspectos; se ha dado mayor relevancia a la posición rectora del marxismo en el terreno ideológico; el socialismo con peculiaridades chinas y el sueño chino han penetrado hondamente en la conciencia de la gente; los valores socialistas esenciales y la excelente cultura tradicional china se han difundido vastamente; y las actividades de masas fomentadoras de la civilización espiritual se han desplegado con solidez. El nivel de los servicios culturales públicos ha mejorado sin cesar, en la creación literaria y artística ha prevalecido un florecimiento constante, las actividades e industrias culturales se han desarrollado con vigor, la construcción, la administración y la utilización de la internet se han perfeccionado de continuo, y el fortalecimiento de la salud de todo el pueblo y los deportes de competición se han desarrollado en todas direcciones. La tónica dominante ha sonado más alto, las energías positivas han cobrado mayor fuerza, la convicción en nuestra cultura ha adquirido una mayor relevancia, el poder cultural blando del país y la influencia de la cultura china han crecido en gran medida, y la cohesión y unidad ideológica de todo el Partido y toda la sociedad se ha consolidado aún más.

Mejora continua de las condiciones de vida del pueblo. Se ha implementado a fondo el pensamiento del desarrollo centrado en el pueblo y se han puesto en práctica múltiples medidas en su favor, por lo que su sensación de resultar beneficiado es claramente mayor. En la batalla del acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza se han hecho progresos decisivos, liberándose de ella de forma sólida a más de 60 millones de personas y descendiendo el índice de recuento de la pobreza del 10,2%a menos del 4%. La educación se ha desarrollado en todos los aspectos y su fomento en las regiones centrales y occidentales, así como en las zonas rurales, se ha fortalecido visiblemente. El empleo ha mejorado de continuo y en las ciudades y los poblados se han creado una media anual de más de 13 millones de puestos de trabajo. El ritmo de crecimiento de los ingresos de las poblaciones urbana y rural ha sobrepasado el del crecimiento económico, y el grupo poblacional con rentas medias ha experimentado una ampliación constante. Se ha establecido básicamente un sistema de seguridad social que cubre tanto a la población urbana como a la rural, el nivel de salud del pueblo y el de los servicios médico-sanitarios se han elevado en gran medida, y la construcción de viviendas de protección social se ha llevado adelante con pasos seguros. El sistema de la gobernanza social ha mejorado aún más, la situación social se ha mantenido estable en su conjunto y la seguridad nacional se ha fortalecido integralmente.

Resultados notorios en la construcción de la civilización ecológica. Hemos promovido con gran energía la construcción de la civilización ecológica, a resultas de lo cual la conciencia y la iniciativa de todo el Partido y todo el país en lo referente a la implementación de la concepción del desarrollo ecológico han experimentado un claro fortalecimiento, y se observa un cambio muy visible con respecto al descuido de la protección ecológica. Se ha acelerado la creación de un sistema institucional para la civilización ecológica, se ha completado paso a paso el sistema de las zonas con funciones prioritarias y se ha impulsado activamente el ensayo del régimen de parques nacionales. Asimismo, se ha promovido con eficacia el ahorro integral de recursos y la intensidad del consumo de energía y recursos ha descendido en gran medida. Se han llevado exitosamente adelante importantes proyectos de protección y rehabilitación ecológica, y la cobertura forestal no ha hecho más que ampliarse continuamente. El saneamiento del entorno ecológico se ha fortalecido a ojos vistas, lo que ha propiciado la mejora del medioambiente. Guiando la cooperación internacional en el afrontamiento del cambio climático, nuestro país ha devenido un importante participante, contribuyente y conductor de la construcción de la civilización ecológica global.

Inicio de una nueva situación en el fortalecimiento y la vigorización del Ejército. Con la mira puesta en la materialización del sueño chino y el sueño del fortalecimiento del Ejército, hemos elaborado directrices estratégicas militares de cara a las nuevas circunstancias y hemos impulsado con todas nuestras fuerzas la modernización de la defensa nacional y del Ejército. La celebración de la Conferencia de Gutian sobre el Trabajo Político de las Fuerzas Armadas restableció y desarrolló la gloriosa tradición y el excelente estilo de nuestro Partido y nuestro Ejército, y sometió el ecosistema político del Ejército Popular a un eficaz saneamiento. La reforma de la defensa nacional y del Ejército ha logrado un avance rompedor histórico, lo que no solo ha posibilitado la formación de una nueva configuración en la que la Comisión Militar se encarga de la dirección centralizada y unificada, los comandos de los teatros de operaciones son responsables de los combates y las ramas militares se ocupan de la construcción de las unidades, sino que también ha permitido materializar una replasmación revolucionaria de la estructuración orgánica y del sistema de fuerzas del Ejército Popular. El adiestramiento y los preparativos militares se han intensificado; se han cumplido eficazmente la defensa de los derechos marítimos, la lucha antiterrorista y el mantenimiento de la estabilidad, el atajamiento de peligros y el auxilio a damnificados, las operaciones internacionales de mantenimiento de la paz, la escolta de buques mercantes en el golfo de Adén, el rescate y la ayuda humanitarios, así como otras tareas importantes; y se ha acelerado el desarrollo de armamento y se han logrado significativos avances en los preparativos para la lucha militar. El Ejército Popular ha dado firmes pasos en el camino característicamente chino de su propio fortalecimiento.

Nuevos avances en el trabajo relativo a Hong Kong, Macao y Taiwan. Se ha aplicado integral y acertadamente la directriz de "un país con dos sistemas"; la autoridad central ha mantenido firmemente en su mano el poder administrativo general sobre Hong Kong y Macao, competencia esta conferida por la Constitución y las leyes fundamentales; y los intercambios y la cooperación entre el interior del país y Hong Kong y Macao se han profundizado, con lo que se han mantenido la prosperidad y la estabilidad de estas regiones administrativas especiales. Perseverando en el principio de una sola China y en el Consenso de 1992, se ha propulsado el desarrollo pacífico de las relaciones entre las dos orillas del estrecho de Taiwan, se han fortalecido los intercambios y la cooperación económicos y culturales entre ambas, y se ha hecho realidad el histórico encuentro de los dirigentes de una y otra. Hemos respondido de forma adecuada a los cambios operados en la situación de Taiwan, y hemos combatido y frenado resueltamente a las fuerzas secesionistas que persiguen la "independencia de Taiwan", salvaguardando así enérgicamente la paz y la estabilidad en el estrecho.

Despliegue en profundidad de la disposición diplomática omnidireccional. Se ha promovido integralmente la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas y se ha configurado una disposición diplomática omnidireccional, de múltiples niveles y multidimensional, lo que ha creado condiciones externas favorables para el desarrollo de nuestro país. Hemos puesto en práctica la iniciativa de construir conjuntamente la Franja y la Ruta, auspiciamos la fundación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras, creamos el Fondo de la Ruta de la Seda y patrocinamos el primer Foro de la Franja y la Ruta sobre Cooperación Internacional, la Reunión Informal de Dirigentes de los Países y Regiones Miembros de la APEC, la Cumbre del G20 en Hangzhou, el Encuentro de Xiamen de los Líderes del BRICS y la Cumbre de la Conferencia sobre Interacción y Medidas para Construir la Confianza en Asia. Hemos propuesto estructurar una comunidad de destino de la humanidad y hemos impulsado el cambio del sistema de la gobernanza global. Nuestro país ha incrementado aún más su capacidad internacional de influir, inspirar y moldear, haciendo con ello nuevas e importantes contribuciones a la paz y el desarrollo mundiales.

Éxitos destacados en el disciplinamiento integral y riguroso del Partido. Hemos fortalecido la dirección y la construcción del Partido en todos los sentidos, y hemos rectificado resueltamente la lenidad, la flojedad y la debilidad en su administración y disciplinamiento. Hemos impulsado a todo el Partido a honrar sus Estatutos y a acrecentar su conciencia sobre la política, los intereses generales, el núcleo dirigente y el alineamiento [en adelante, las "cuatro conciencias"]; hemos defendido decididamente la autoridad del Comité Central del Partido y su dirección centralizada y unificada; hemos mantenido una severa disciplina y reglamentación política en el Partido; y, de instancia en instancia, hemos hecho efectiva la asunción de responsabilidades políticas por su administración y disciplinamiento. Persistiendo en la exigencia de mirarnos al espejo, arreglarnos el sombrero y el atuendo, y bañarnos y curarnos las enfermedades, hemos desarrollado tanto las actividades de educación y de práctica referentes a la línea de masas del Partido como la educación temática sobre las "tres estricteces y tres solideces" [estrictez en el cultivo de la moral, en el ejercicio del poder y en el autodisciplinamiento, y solidez en el planeamiento, en el emprendimiento y en el comportamiento], y hemos propulsado la educación sobre los "dos estudios y un comportamiento" para que devenga una práctica habitual e institucionalizada, como resultado de todo ello,los ideales y las convicciones de todo el Partido son más firmes y su espíritu, más fuerte. Gracias a la implementación de los criterios sobre los buenos cuadros en el nuevo periodo, la situación y las prácticas habituales de selección y empleo de personal han mejorado visiblemente. Al tiempo que la reforma del sistema de la construcción del Partido avanzaba en profundidad, se perfeccionó de continuo el sistema institucional de los decretos intrapartidarios. Situando la disciplina en primer lugar, hemos puesto el acento en resolver los problemas destacados que suscitan las quejas más vehementes entre las masas populares y representan la mayor amenaza para los cimientos sobre los que el Partido asienta su gobernación. El Comité Central ha publicado ocho reglamentos con los cuales ha rectificado implacablemente el formalismo, el burocratismo, el hedonismo y la proclividad al derroche y a la suntuosidad [en adelante, los "cuatro hábitos malsanos"], y ha combatido con resolución los privilegios. En las inspecciones itinerantes se ha puesto de relieve su papel de afilada espada, permitiendo a los comités partidarios de los niveles central y provincial realizar la cobertura total de sus inspecciones. Perseverando en que en la lucha contra la corrupción no haya zonas vedadas, sino una cobertura total y una tolerancia cero, hemos actuado con toda firmeza para "cazar tigres", "aplastar moscas" y "capturar zorros", lo que nos ha ayudado a alcanzar de manera preliminar el objetivo de que nadie ose corromperse, a hacer cada vez más segura la jaula institucional para que nadie pueda corromperse y a levantar un dique para que nadie intente corromperse, como resultado de ello, se ha conformado, consolidado y desarrollado la tendencia arrolladora en la lucha contra la corrupción.

Los logros obtenidos en los últimos cinco años han sido omnidireccionales y de carácter emprendedor, y los cambios operados en ese tiempo han sido profundos y esenciales. En estos cinco años, nuestro Partido, armado de un coraje político enorme y movido por un vehemente sentido de la responsabilidad, ha presentado una serie de nuevas concepciones, nuevos pensamientos y nuevas estrategias, ha puesto en escena una serie de importantes directrices y políticas, ha publicado una serie de importantes medidas y ha promovido una serie de importantes trabajos, lo que nos ha permitido tanto resolver numerosos problemas difíciles que llevábamos tiempo sin poder solucionar pese a nuestro deseo de hacerlo como llevar a cabo muchas grandes empresas que antes no pudimos realizar aunque deseábamos realizarlas, promoviendo así la consumación de cambios históricos en la causa del Partido y el Estado. Tales cambios tienen una influencia importante y a largo plazo en el desarrollo de esta causa.

En los últimos cinco años, hemos encarado con valor la prueba de los grandes riesgos a los que se enfrenta el Partido y los problemas relevantes existentes en su seno, y, provistos de una férrea voluntad y admirables cualidades, hemos rectificado el modo de actuar y conferido rigurosidad a la disciplina, y hemos combatido la corrupción y castigado las fechorías, eliminando así los graves peligros latentes en el seno del Partido y del Estado, a consecuencia de lo cual la atmósfera de la vida política interna del Partido se ha renovado, el ecosistema político intrapartidario ha mejorado visiblemente, la fuerza creativa, cohesiva y combativa del Partido se ha acrecentado notablemente, su cohesión y unidad se han consolidado en mayor medida, sus relaciones con las masas han mejorado de manera evidente, y, a través del temple revolucionario, el Partido ha ganado en firmeza y fortaleza, y ahora irradia una nueva y potente vitalidad y fuerza, todo lo cual proporciona una firme garantía política al desarrollo de la causa del Partido y el Estado.

Por otra parte, debemos ser conscientes de que nuestra labor todavía adolece de muchas deficiencias y de que nos enfrentamos con no pocos desafíos y dificultades. Los principales son estos: aún no se han solucionado algunos problemas destacados relativos al desequilibrio e insuficiencia del desarrollo; su calidad y rendimiento siguen sin ser altos, la capacidad de innovación no es lo suficientemente fuerte, el nivel de la economía real está por elevarse y la protección del entorno ecológico constituye una ardua tarea y un largo camino; en cuanto a las condiciones de vida del pueblo, persisten múltiples puntos débiles, el acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza es una dura tarea, la disparidad en el desarrollo entre la ciudad y el campo y entre las regiones, así como en la distribución de los ingresos de los habitantes siguen siendo considerablemente grande, y las masas se enfrentan con una cantidad nada desdeñable de dificultades en ámbitos como el empleo, la educación, la asistencia médica, la vivienda, los servicios a la vejez, etc.; el nivel de la civilización social todavía no se ha elevado; las contradicciones y problemas sociales se entrelazan y solapan, la tarea de gobernar integralmente el país según la ley sigue siendo trabajosa y los sistemas y la capacidad para gobernar el país continúan esperando su fortalecimiento; la lucha en el campo ideológico sigue siendo compleja y la seguridad nacional se halla ante nuevas circunstancias; es necesario implementar en mayor medida algunas disposiciones de la reforma y algunas políticas y medidas importantes; y en cuanto a la construcción del Partido, subsisten no pocos eslabones débiles. Para solventar todos estos problemas, debemos redoblar nuestros esfuerzos.

Los logros obtenidos en estos últimos cinco años son resultado de la firme dirección del Comité Central del Partido y, lo que es más, de la lucha común de todo el Partido y el pueblo de las diversas etnias del país. En nombre del Comité Central del Partido Comunista de China, ¡extiendo mi sincero agradecimiento al pueblo de todas las etnias del país; a los partidos democráticos, las organizaciones populares y las personalidades patriotas de los diversos círculos sociales; a los compatriotas de las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao, los compatriotas de Taiwan y las masas de compatriotas residentes en el extranjero; y a los amigos de distintas naciones que se interesan por la modernización de China y le prestan su apoyo!

Camaradas: al iniciarse la reforma y la apertura, nuestro Partido hizo el gran llamamiento de seguir nuestro propio camino y construir un socialismo con peculiaridades chinas. En consecuencia, nuestro Partido ha unido y conducido al pueblo de las diversas etnias del país en el emprendimiento de una lucha incansable, lo que no solo ha llevado al poderío económico, científico y tecnológico de nuestro país, a su defensa nacional y a su fortaleza nacional integral a figurar en las primeras filas del mundo y ha promovido una elevación sin precedentes de su estatus internacional, sino que también ha posibilitado cambios sin precedentes en la fisonomía del Partido, el Estado, el pueblo, las Fuerzas Armadas y la nación china, lográndose que esta se yerga con un flamante porte en el Oriente del mundo.

Tras un largo tiempo de esfuerzos, el socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en una nueva época, lo que comporta una nueva posición histórica del desarrollo de nuestro país.

La entrada del socialismo con peculiaridades chinas en una nueva época significa que la nación china, sometida mucho tiempo en la época moderna a multitud de penalidades, ha realizado un gran salto, de la puesta en pie, a una modesta prosperidad, y a una naciente fortaleza, y ha dado la bienvenida al advenimiento de brillantes perspectivas para su gran revitalización; significa que en la China del siglo XXI el socialismo científico rebosa de una potente vitalidad y vigor, manteniéndose en alto en el mundo la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas; y significa que el camino, la teoría, el sistema y la cultura del socialismo con peculiaridades chinas se han desarrollado ininterrumpidamente, lo que ha ensanchado el camino por el que los países en vías de desarrollo avanzan hacia la modernización, ha ofrecido una opción enteramente nueva a los países y naciones del mundo que desean tanto acelerar su desarrollo como mantener su propia independencia, y ha contribuido con la sabiduría china y el plan chino a la resolución de los problemas de la humanidad.

Esta nueva época es una época en la que continuamos la causa de nuestros predecesores, la abrimos a nuevos horizontes y seguimos cosechando las grandes victorias del socialismo con peculiaridades chinas en las nuevas condiciones históricas; es una época en la que lograremos el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y en la que daremos un paso más en la construcción integral de un poderoso país socialista moderno; es una época en la que el pueblo de todas las etnias del país luchará unido, creará de continuo una vida mejor y hará realidad gradualmente la prosperidad de todo el pueblo; es una época en la que todos los hijos descendientes de la nación china aunaremos nuestras fuerzas y voluntades, y centraremos todos nuestros esfuerzos en el cumplimiento del sueño chino de la gran revitalización de la nación china; es una época, en fin, en la que nuestro país se acercará cada día más al centro del escenario mundial y hará sin cesar mayores contribuciones a la humanidad.

Con la entrada del socialismo con peculiaridades chinas en la nueva época, la contradicción principal de la sociedad de nuestro país ha pasado a ser la que existe entre la creciente demanda del pueblo de una vida mejor y el desarrollo desequilibrado e insuficiente. Habiendo resuelto de modo sólido el problema de vestir y alimentar a sus más de mil millones de habitantes, nuestro país ha alcanzado en general una vida modestamente acomodada y dentro de poco culminará la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada; el pueblo plantea demandas cada día más amplias en su búsqueda de una vida mejor, formulando no solo exigencias más elevadas en lo referente a la vida material y cultural, sino también exigencias cada vez más numerosas en varios ámbitos, entre ellos los de la democracia, el imperio de la ley, la equidad, la justicia, la seguridad y el medio ambiente. Al mismo tiempo, dado que en términos generales el nivel de las fuerzas productivas sociales de nuestro país se ha elevado notoriamente y la capacidad productiva de la sociedad ha pasado a engrosar las primeras filas del mundo en muchos terrenos, el problema más conspicuo es el del desequilibrio y la insuficiencia del desarrollo, problema que ha devenido el principal factor que restringe la satisfacción de la creciente demanda del pueblo de una vida mejor.

Hemos de comprender que este cambio de la contradicción principal de nuestra sociedad es un cambio histórico que afecta a la situación en su conjunto y que plantea muchas exigencias nuevas a la labor del Partido y del Estado. Sobre la base de seguir impulsando el desarrollo, debemos esforzarnos por resolver adecuadamente el problema de su desequilibrio e insuficiencia, así como mejorar enérgicamente su calidad y su rendimiento, a fin de poder colmar aún mejor las crecientes necesidades del pueblo respecto a la economía, la política, la cultura, la sociedad, la ecología y otros ámbitos, e impulsar todavía mejor el desarrollo integral de las personas y el progreso de la sociedad en todos los sentidos.

Hemos de comprender también que el cambio de la contradicción principal de nuestra sociedad no ha alterado nuestro juicio sobre la etapa histórica en la que se encuentra el socialismo de nuestro país, pues no se han modificado ni nuestra condición nacional básica, la de que nuestro país aún se halla y permanecerá largo tiempo en la etapa primaria del socialismo, ni nuestro estatus internacional de mayor país en vías de desarrollo.Todo el Partido debe tener bien presente la condición básica de nuestra nación -la de hallarse en la etapa primaria del socialismo-, tener los pies plantados con firmeza en la mayor realidad -la de estar en la etapa primaria del socialismo-, perseverar firmemente en la línea fundamental del Partido -la línea vital del Partido y del Estado y la de la felicidad del pueblo-, y dirigir y unir al pueblo de todas las etnias del país para que, asumiendo la construcción económica como tarea central y persistiendo en los cuatro principios fundamentales y en la reforma y la apertura, se apoye en sus propios esfuerzos, trabaje duro y con espíritu emprendedor, y luche por hacer del nuestro un poderoso país socialista moderno, próspero, democrático, civilizado, armonioso y bello.

Camaradas: la entrada del socialismo con peculiaridades chinas en la nueva época reviste un gran significado tanto para la historia del desarrollo de la República Popular China y de la nación china, como para la historia del desarrollo del socialismo mundial y de la sociedad humana. Todo el Partido debe afianzar su confianza y actuar con entusiasmo y espíritu emprendedor, para conseguir que el socialismo con peculiaridades chinas exhiba una vitalidad aún más pujante.

II. Misión histórica del Partido Comunista de China en la nueva época

Hace cien años, las salvas de los cañones de la Revolución de Octubre trajeron el marxismo-leninismo a China. Los elementos chinos avanzados vieron en la verdad científica del marxismo-leninismo una solución a los problemas de nuestro país. El Partido Comunista de China nació en 1921 como exigían los tiempos, en medio del violento movimiento de la sociedad china iniciado en la época moderna, de la enconada lucha de resistencia del pueblo chino contra la dominación feudal y las agresiones extranjeras, y del proceso de integración del marxismo-leninismo con el movimiento obrero chino. A partir de entonces, el pueblo chino empezó a contar con la columna vertebral de la lucha por la independencia nacional, la liberación popular, la prosperidad y la fortaleza del país y su propia felicidad, y se desplazó de su estado espiritual pasivo al activo.

La nación china, cuya civilización tiene una historia de más de cinco milenios, ha creado la esplendorosa civilización china y ha hecho contribuciones sobresalientes a la humanidad, deviniendo una gran nación del mundo. Después de la Guerra del Opio, nuestro país se sumió en un tenebroso estado de perturbaciones internas e invasiones del exterior, y el pueblo chino padeció grandes penalidades, como frecuentes guerras, la fragmentación y destrucción del territorio nacional, y el languidecimiento de la población en medio del hambre y la miseria. Resueltas a revitalizar nuestra nación, innumerables personas con elevados ideales y una voluntad indoblegable y tenaz avanzaron en sucesivas oleadas librando loables y conmovedoras luchas, y lo intentaron todo, a pesar de lo cual finalmente no pudieron cambiar la naturaleza social de la vieja China ni el triste destino de su pueblo.

La materialización de la gran revitalización de la nación china es el sueño más grandioso que acaricia nuestra nación desde la época moderna. Una vez fundado, el Partido Comunista de China estableció la materialización del comunismo como su ideal supremo y su objetivo final, cargó sobre sus hombros sin retroceder ni un paso con la misión histórica de llevar a cabo la gran revitalización de la nación china y unió al pueblo y lo condujo en unas luchas extraordinariamente arduas, escribiendo una maravillosa epopeya más sublime que las montañas y los ríos.

Nuestro Partido era profundamente consciente de que la materialización de la gran revitalización de la nación china exigía derribar las tres grandes montañas que pesaban sobre el pueblo chino, el imperialismo, el feudalismo y el capitalismo burocrático, y hacer realidad la independencia nacional, la liberación popular, la reunificación del país y la estabilidad social. Nuestro Partido unió al pueblo y lo condujo hasta hallar el camino revolucionario correcto de utilizar las zonas rurales para cercar las ciudades y de conquistar el poder por la fuerza de las armas, combatió 28 años bañado en sangre, dio cima a la revolución de nueva democracia y en 1949 fundó la República Popular China, realizando nuestro país el gran salto de la milenaria política autocrática feudal a la democracia popular.

Nuestro Partido comprendió profundamente que, para materializar la gran revitalización de la nación china, era necesario establecer un sistema social avanzado que correspondiera a la realidad de nuestro país. Al unir y conducir al pueblo en la culminación de la revolución socialista, en el establecimiento del socialismo como sistema básico y en la promoción de la construcción socialista, nuestro Partido dio cima a la transformación social más amplia y profunda efectuada desde que comenzó la historia de la nación china, sentando así la premisa política fundamental y los cimientos institucionales para el desarrollo y progreso de la China contemporánea en todos los aspectos, y haciendo realidad el gran salto de la nación china de una decadencia continua en la época moderna al viraje fundamental de su destino para marchar ininterrumpidamente hacia la prosperidad y la fortaleza.

Nuestro Partido también comprende ahora profundamente que, para materializar la gran revitalización de la nación china, hemos de adaptarnos a la corriente de los tiempos, obedecer la voluntad del pueblo y tener la valentía de llevar a cabo la reforma y la apertura, a fin de que la causa del Partido y del pueblo rebosen siempre de una poderosa fuerza motriz que les permita avanzar intrépidamente. Nuestro Partido ha unido y conducido al pueblo en el emprendimiento de una nueva gran revolución -la reforma y la apertura- y en la eliminación de toda idea u obstáculo derivado de los regímenes que impida el desarrollo del país y de la nación, abriendo así el camino del socialismo con peculiaridades chinas, de modo que China, con grandes pasos, se ha puesto a la altura de los tiempos.

En el transcurso de estos 96 años, con el objeto de cumplir la misión histórica de culminar la gran revitalización de la nación china, nuestro Partido, fuera débil o poderoso, fuéranle las circunstancias favorables o adversas, no ha alterado sus aspiraciones fundacionales, sino que se ha mantenido inamovible en su determinación y ha unido y conducido al pueblo en la superación, una tras otra, de grandes dificultades en apariencia insuperables, y en la realización, uno tras otro, de milagros humanos que resplandecen en los anales de la historia por haber requerido vencer múltiples dificultades y peligros, hacer enormes sacrificios, afrontar los reveses valientemente y corregir los errores con coraje.

Camaradas: hoy, más que en cualquier otro momento de la historia, estamos cerca de cumplir el objetivo de culminar la gran revitalización de la nación china, y tanto nuestro convencimiento de que lo lograremos como nuestra capacidad de conseguirlo son mayores.

En un camino de cien li, los noventa ya andados no representan de hecho más que la mitad. La gran revitalización de la nación china no se materializará en absoluto como un trabajo descansado y cómodo acompañado del son de tambores y gongs. Todo el Partido debe estar dispuesto a dedicarle mayores y más duros esfuerzos.

Para hacer realidad el gran sueño es imperativo llevar a cabo una gran lucha. La sociedad avanza en medio del movimiento de las contradicciones, las cuales conllevan la existencia de luchas. Nuestro Partido tiene que emprender grandes luchas con numerosas y nuevas características históricas, para poder unir y conducir al pueblo en el afrontamiento eficaz de importantes retos, la neutralización de graves riesgos, la superación de fuertes resistencias y la resolución de serias contradicciones, por lo que cualquier idea y acción de entrega a placeres, de pasividad y relajación, así como de elusión de las contradicciones es errónea. Todos los militantes del Partido debemos perseverar más conscientemente en su dirección y el sistema socialista de nuestro país, rechazar decididamente toda palabra y acción dirigidas a debilitar, tergiversar y negar la dirección del Partido y nuestro sistema socialista; defender más conscientemente los intereses del pueblo y combatir con decisión todo proceder que los perjudique y conduzca al divorcio de las masas; lanzarnos más conscientemente a la corriente de los tiempos de reforma e innovación, y erradicar con firmeza todo mal crónico y pertinaz; salvaguardar más conscientemente la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo de nuestro país, y oponernos resueltamente a toda acción que divida nuestra patria y socave la unidad interétnica y la armonía y la estabilidad sociales; y prevenir más conscientemente todo tipo de riesgos y vencer decididamente cualquier dificultad y desafío que surja en los terrenos político, económico, cultural, social, etc., así como en el ámbito de la naturaleza. Todo el Partido debe tener plena conciencia de lo prolongada, compleja y ardua que es esta gran lucha, y poner en juego su espíritu de lucha y elevar el nivel de su aptitud para librarla, con miras a conquistar sin cesar nuevas victorias en esta gran lucha.

Para hacer realidad un gran sueño es necesario construir una gran obra. Esta es justamente la nueva y grandiosa obra de la construcción de sí mismo que nuestro Partido está llevando adelante en profundidad. La historia ha corroborado y seguirá corroborando que, sin la dirección del Partido Comunista de China, la revitalización de la nación sería ineluctablemente una utopía. Nuestro Partido debe estar siempre bien templado para poder ser en todo momento la vanguardia de la época y la columna vertebral de la nación, y ser en todo momento un partido gobernante marxista. Todo el Partido debe afianzarse más conscientemente en los principios del espíritu partidario, atreverse a encarar los problemas y a dejarse sacar el veneno del brazo raspando el hueso, suprimir todos los factores perjudiciales para su carácter avanzado y su pureza, y eliminar de su sano cuerpo todos los virus corrosivos, al objeto de aumentar sin cesar su capacidad dirigente en lo político, su capacidad conductora en lo ideológico, su capacidad organizativa entre las masas y su capacidad de convocatoria en la sociedad, garantizando así su mantenimiento duradero de una pujante vitalidad y de una poderosa fuerza combativa.

 

Para hacer realidad un gran sueño es preciso impulsar una gran causa. El socialismo con peculiaridades chinas ha sido el eje temático de toda la teoría y la práctica del Partido desde el inicio de la reforma y la apertura, y constituye el éxito fundamental obtenido por nuestro Partido y nuestro pueblo a través de múltiples penalidades y a un alto precio. El camino del socialismo con peculiaridades chinas es el camino ineludible para hacer realidad la modernización socialista y crear una vida mejor para el pueblo; el sistema teórico de dicho socialismo es una teoría correcta que guía al Partido y al pueblo en la materialización de la gran revitalización de la nación china, mientras que el sistema socialista con peculiaridades chinas constituye una garantía institucional fundamental para el desarrollo y el progreso de la China actual, y la cultura socialista con peculiaridades chinas es una poderosa fuerza espiritual que estimula a todo el Partido y al pueblo de todas las etnias del país a avanzar intrépidamente. Todo el Partido debe fortalecer más conscientemente su convicción en el camino, la teoría, el sistema y la cultura [en adelante, las "cuatro convicciones"], y no seguir ni el viejo camino del enclaustramiento y el anquilosamiento, ni el mal camino de cambiar su bandera por otra, sino mantener su firmeza en lo político, perseverar en trabajar sólidamente para vigorizar el país y persistir siempre en el socialismo con peculiaridades chinas y en desarrollarlo.

La gran lucha, la gran obra, la gran causa y el gran sueño están todos estrechamente entrelazados, interconectados entre sí, e interactúan el uno con el otro, siendo la nueva y grandiosa obra de construir el Partido lo que desempeña el papel decisivo en todo ello. El impulso de esta gran obra debe llevarse a cabo en combinación con la práctica de la gran lucha, la gran causa y el gran sueño, para asegurarse de que el Partido marche siempre a la cabeza de los tiempos en un proceso histórico caracterizado por profundos cambios en la situación mundial; sea siempre la columna vertebral de todo el pueblo del país en el proceso histórico de afrontar todo tipo de riesgos y pruebas tanto internos como externos; y constituya siempre un núcleo dirigente inquebrantable en el proceso histórico de mantener y desarrollar el socialismo con peculiaridades chinas.

Camaradas: nuestra misión nos llama a contraer responsabilidades y nos conduce al futuro. No debemos defraudar al pueblo en el importante cometido que nos ha asignado, ni ser indignos de la elección hecha por la historia, y, en la gran práctica del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época, debemos alentar a todos los hijos de la nación china, con la firme dirección del Partido y su tenaz lucha, a avanzar sin tregua y a formar una impetuosa fuerza volcada en la materialización conjunta del sueño chino con una sola voluntad.

III. Pensamiento sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época y su estrategia fundamental

Los cambios operados en la situación interna y externa desde el XVIII Congreso del Partido, y el desarrollo de las diversas causas de nuestro país desde entonces nos han planteado un importante tema de nuestro tiempo, al que debemos responder sistemáticamente combinando la teoría con la práctica. Este tema -qué tipo de socialismo con peculiaridades chinas mantendremos y desarrollaremos e